De Purisima y Oro/La condicion humana

Artículos

La condición humana

Autor: José Antonio Luna, Fecha: 30/11/2011

Una de las cosas que los antitaurinos no han entendido -y como dijo don Teofilito, ni entenderán- es que una corrida, más allá de la sangre derramada, siempre brinda la ocasión perfecta para tomarle el pulso a la mísera condición humana. Por ello, dijo el filósofo español don Miguel de Unamuno -palabras más, palabras menos, la cita es de memoria- que la tauromaquia es la más ortodoxa de todas las bellas artes, porque es la que prepara el alma para la contemplación de las grandes verdades. A su vez, dicen algunos que a los toros no van a divertirse, sino a reflexionar. Juzguen ustedes: Domingo por la tarde. Clima propicio para criar pingüinos, focas y osos polares. El cartel urgente que suple al original anuncia dos toros de Rancho Seco para el rejoneador y cuatro de La Punta para los de coleta. Ganaderías de prosapia por donde se les vea. Matan el encierro Diego Ventura a caballo, José Luis Angelino y Joselito Adame, a pie. Aunque el tiempo, el espacio y las circunstancias son adversos, allí están los cabales junto a los pocos espectadores de ocasión que esta vez, el caballito ha convocado en los tendidos.
Sobre la arena cada quien pone lo que ha traído esta tarde. Ventura galopa a lomos de sus lujosos y soberbios caballos, pero se percibe que aún con la gran doma de los equinos, en esta fecha no ha de salirse con la suya. Unos días antes, las cosas se le pusieron cuesta arriba cuando no se sabe si por intercesión de San Librado de Trácala, patrono protector de los buenos aficionados, o porque las autoridades recibieron línea, el encierro de ranchosecos no fue aprobado. En los corrales sólo se quedaron los más presentables. Sin embargo, el primero colaboró a medias y el segundo fue un manso de libro que se aplastó a los reparos nada más sintiendo el primer rejón de castigo, brincando las tablas con la firme intención de no detenerse hasta llegar a su potrero en Tlaxcala. Entonces, con un afán de quedar bien haciendo las cosas mal, el rejoneador portugués regaló un novillo de la ganadería de don Julio Delgado, del que Dios me libre pensar, ya llevaban preparado para el remoto caso de que la situación no fuera resuelta favorablemente con ingeniosas martingalas.
Por su parte, José Luis Angelino acudió a la Plaza México a jugarse su última carta, que en realidad, nunca será la última. El tiempo borrascoso no le permite llegar a puerto, por lo que naufraga dramáticamente. Olas encrespadas en la espuma de morrillos berrendos lo llevan en violentos vaivenes. Averiado el timón y perdidas las velas, medroso e indeciso, desde el puente de su mal habida nave da los últimos dieciséis bandazos antes de hundirse sin comprender que los toreros por ser héroes mitológicos, no forman parte de la condición humana y que en momentos de desventura están obligados a reaccionar con estoicismo de dioses.
El primer: “¡carajo, no puede ser!” de la tarde, lo espetamos convencidos de nuestra mala suerte, a diferencia de los de indignación que comúnmente pronunciamos en cualquier corrida realizada en el coso de Insurgentes. La interjección acompañada de la frase de incredulidad fueron a cuenta del gran torero Joselito Adame, cuando lo levantó “Estudiante” de La Punta, que, aunque suene a incoherencia, ha sido el primer toro con apariencia de toro en aparecer por la puerta de los sustos, siendo esta la cuarta corrida del serial mayor. Además de su buena estampa, fue un ejemplar con movilidad y emoción. El coraje y la entrega adamescas nos permitieron entender la dignidad que puede tener el hombre ante el dolor. No apeló a la lástima y a la compasión por el sufrimiento que le causaba la herida y que le daba opción a elegir el camino fácil de la intrascendencia. Al contrario, sin gesticular se trenzó a derechazos de gran valía y aún a manoletinas de toreo verdad. Asimismo, mató bien a pesar de llevar una cornada grande en el pecho. Peripecia por la que desilusionados lanzamos el segundo: “¡carajo, no puede ser!”, al enterarnos de que ya no saldría a matar al sexto. Entonces, fuimos nosotros quienes nos resignamos a nuestra condición humana y a los límites de la de Joselito. A la deriva, en medio del caos y sin que nos importara lo chabacano que acontecía en el ruedo, todavía sin enterarnos de la

Leer Más

Toros en la Rpublica Mexicana

Viernes 2 de diciembre:

Orizaba, Veracruz
El rejoneador Diego Ventura, a pie Rafael Ortega y Antonio Romero con toros en concurso de ganaderías: Zacatepec, Montecristo, El Vergel, Los Cues, y La Venta del Refugio.

Sábado 3 de diciembre

Querétaro, Querétaro:
Plaza Santa María corrida de rejoneadores. Víctor Ribeiro, José Ignacio Corral y Rodolfo Bello. La actuación de los forcados de Barrete Verde de Alcochete, de Querétaro y de Mazatlán con toros por designar.

Ciudad del Carmen, Campeche:
Corrida de rejoneadores.- Enrique Fraga, Diego Ventura y Ana Batista con toros de Puerta Grande.

Domingo 4 de diciembre

Plaza México:
5ª corrida de la temporada. Manolo Mejía, Uriel Moreno “El Zapata” y Manuel Jesús “El Cid” que confirma su alternativa con toros de El Nuevo Colmenar.

Motul, Yucatán:
Corrida de rejoneadores, Enrique Fraga, Diego Ventura y Ana Batista con toros de Puerta Grande.

Palo Alto, Aguascalientes:
Héctor de Granada, César Delgadillo y Oscar

Leer Más

Barrera de Sol/ Joselito

BARRERA DE SOL

JOSELITO, CORNADA Y OREJA
Por Manolo de la Laguna
Enviado Especial

MEXICO, D. F.- La tarde fria, lluviosa, con viento y si a eso le agregamos mas mansedumbre en los toros de Rancho Seco y La Punta, no puede haber fiesta cascabelera, aunque eso si, en esta cuarta corrida de la temporada grande, volvio a haber buena entrada, no como las anteriores, pero buena al fin y alcabo, dadas las inclemencias del tiempo, en plena epoca de adviento, en esta cuenca del Anahuac, donde al final de la corrida, tuvimos que refugiarnos en un buen restaurante de comida argentina ¡che boludo!, despachandonos un buen solomillo, con papas fritas, cebolla y tomate bañaos con aceite de olivo, mientras pasaba la llovizna. Provecho.

Desde luego el rejoneador portugues Diego Ventura, quien vistio un elegante traje campero en negro, con sus jacas amaestradas “Remate”; “Chocolate”, que muy bien nos hubiera caido en la plaza; “Revuelo; “Wellington”; “Buena Vivora”; “Califa” y el caballo estrella “Nazari”, brindo un epectaculo ecuestre que estuvo muy por encima de “Alboroto”, “Tequilero” y “Escondido”, aunque este toro de regalo, tuvo fuerza, buen galope, metiendo bien la cabeza en el estribo y en los 3 tercios 3: rejones de castigo, banderillas largas, cortas y a 2 manos 2 y rejon de muerte; lamentablemente el lusitano no tuvo tarde y salio encabritao del gran coso. Ni modo.

Los toreros de a pie fueron: Vistiendo un terno verde manzana y oro Jose Luis Angelino y Joselito Adame, un eburneo terno con pasamaneria prieta, quienes llevaron como sobresaliente, por si las moscas, a Jorge Lopez, de azul marino y oro, quien solamente pudo hacer el quite de la lagartija, no obstante haber recibido una cornada el torero de Aguascalientes, quien finalmente fue el triunfador de la tarde, pues despues haber sido prendido por “Estudiente”, el tercero de la tarde, que le infirio una cornada en un costao, el muchacho, que no ha podido dar er campanazo en esta plaza, le corto la unicas oreja de la tazrde, llendose a la enfermeria, para ya no regresar al ruedo.

Ante esta “dramatica” situacion, Angelino se quedo solo y su alma en el ruedo, pero nada pudo hacer con “Zarampahuilo” y “Cominito”, para colmo de los males del tlaxcalteca, la res se le fue viva al corral, despues de escuchar los 3 avisos 3 reglamentarios, luego, con el que cerro plaza y pertencia a Joselito Adame, Pepe Luis, se vio desdibujado, apatico y sin ganas de torear, no obstante que el castaño fue el mejor burel del encierro, por lo que el de Apizaco, armo la primera escandalera de la tempora, ritirandose del ruego, en medio de un abucheo ensordecedor y quiza Angelino, regrese a la Mexico, si es que regresa, al final de la temporada. Al tiempo.

Mala tarde, mal encierro, aunque el ganadero haya dicho que 3 toros 3, fueron buenos, no sabemos donde se los vio
porque fuera del espectaculo caballar, todo fue frio, viento, lluvia y ganas de regresar a casa, cantando el viejo tango lariano: En esta noche de frio, de duro cierzo invernal, llegan hasta er cuarto mio, las quejas del arrabal, en este caso de la Mexico.

Leer Más

Plaza Mexico 4ade la temporada/Oreja y Cornada para Joselito

OREJA Y CORNADA PARA ADAME

Toro vivo a Angelino y Ventura con otros tres donde no trascendió

4ª de Temporada. Monumental México.

Menos de media entrada en numerados y vacío en general. Llovizna sobre un tendido helado que nunca se calentó. Si acaso Adame paró a algunos por su entrega.

Lo de siempre. Se van las figuras de a pie y regresa el toro con mas presencia. No deberíamos olvidar que la Monumental es una de las plazas más importantes del mundo taurino, ya es hora de exigir que cumplan con la afición. La cuadra de caballos de esta plaza es un vergüenza, si un toro aprieta se caen como si fuesen de cartón.

Se presentó esta temporada el lusohispano Diego Ventura, quien volvió a verse exagerado ante sus expresiones al público. Con su primero comunicó solvencia con el Rancho Seco en turno, clavó solo un rejón de castigo y lució con banderillas en ambas manos. Pinchó al toro y no terminó por complacer al público. Con su segundo, ante un manso que brincó dos veces al callejón no tuvo oportunidad de lucir y pegó un hórrido bajonazo trasero y se vio comprometido a regalar uno de Julio Delgado, de escasísima presencia, al cual su primer rejón de castigo, lo colocó a medio toro caído y contrario, desorientó a los pocos que se quedaron a verlo, ante el tremendo frío, volviendo a fallar con el rejón de muerte.

El desangelado tlaxcalteca José Luis Angelino, quien probablemente no regresará a esta plaza después del rotundo fracaso que tuvo este día, lidió tres toros por la lesión de Joselito Adame, y desperdició una tarde que lo hubiese podido consagrar pero debido a su poca técnica y emotividad terminó por pegar petardo. En su 1° pasó desapercibido por torear mas despegado que una biblia con un ateo. A su 2° lo vio irse vivo por su falta de compromiso e incapacidad. Y en 6°, totalmente desencajado sufrió las injurias del público para terminar con el cartel más bajo que con el que llegó.

El hidrocálido Joselito Adame, con el único que mató, se jugó la vida ante el complicado de La Punta. Fue herido en el pecho de inicio al tratar de cambiarlo por la espalda, ser brutalmente arroyado y librarse de un percance mayor. Su faena fue un tanto arrebatada y logró cortar una oreja por petición popular.

FICHA. Tarde fría con llovizna. Un tercio de plaza. El rejoneador Ventura. Silencio, Pitos y Silencio. José Luis Angelino. Silencio, Abucheo y Pitos. Joselito Adame. Oreja y herida en el pecho.

1º y 4º de Rancho Seco. 2º 3º, 5º y 6º de Vaca Hermanos, el 7º de regalo de Julio Delgado 2º bravo que tumbó al caballo, 3º complicado; 4º manso. 5º se quedaba corto y fue devuelto vivo. 6º Pasó inédito. 7º de escasa presencia.

Octavio X. Lagunes. Cd. de México

Leer Más

El Ole

EL OLE
Por Ernesto Gutiérrez – México [ 27/11/2011 ]
Opinion y Toros

Los últimos conquistadores de España, fueron los Arabes quienes han dejado honda y significativa huella en esas tierras que ocuparon por mas de ochocientos años.

De origen Moro se encuentran bellas construcciones como la Torre de Oro, en Sevilla, La Giralda y la Mezquita de Córdoba, que lucen orgullosas su origen morisco.,

También procede de los Arabes la guitarra y el “cante jondo” del que se dice dio origen al ahora conocido rock n roll norteamericano de nuestros días.

Ole es una palabra de exclamación, que se pronuncia en las corridas de toros usándose como alabanza y aprobación por lo general a la actuación del torero y que es de origen Arabe.

La palabra Arabe “u hala” invoca al Todopoderoso y significa por Dios.

En España esta palabra se ha convertido en ole, la cual se usa en múltiples interpretaciones pero sin perder el significado de por Dios.

Ole, palabra mística de alabanza que se escucha en todas las plazas taurinas para corear el triunfo de los que se visten de luces. Palabra Arabe, Española y ahora Mexicana, también, todo en una mezcla del aspecto cultural en la fiesta taurómaca.

Leer Más

De Purisima y Oro/ Tiempos Modernos

Tiempos modernos

Autor: José Antonio Luna, Fecha: 23/11/2011

Te maravillas. Lo ves y no lo crees. Mira tú que haber inventado el toro bravo que es manso, no fue cualquier cosa. O sea, se necesitaron mil años de esfuerzos. Empezando por los criadores medievales, cuando el toreo caballeresco estaba en su apogeo, sumados los afanes de los monjes en la Andalucía del siglo dieciocho, que además de las cruzas adecuadas, pudieron efectuar estupendas selecciones vía el diezmo. Porque cartujos, dominicos y jesuitas, con un descaro escalofriante dicho sea de paso, obtuvieron los animales que quisieron de cada ganadería recordando a los amos sus sagradas obligaciones. Es decir, los patrones, entre sí, no se vendían lo que más estimaban de sus hatos, pero haber quién era el guapo que le decía niguas a Dios, así que por ello, los religiosos pudieron escoger lo mejor de cada casa. En este camino, también fue menester la paciente observación que los ganaderos aplicaron en esos laboratorios empíricos que eran sus cortijos, seleccionando vacas y sementales para cruzarlos y cada día obtener bravura más refinada y siempre a punto de estallar. Empadres que, por cierto, compraron a los mismos monjes que ya habían conformado una especie, la del toro de lidia, y entre unos y otros, no se detuvieron hasta lograr el morito bravo que acomete a lo que se mueve con obsesivo frenesí. Conformando a su vez, a uno de los ejemplares más bellos del reino animal. Bóvidos que llegaron a México, entre otras cosas, gracias a los diestros hispanos que ya desde el siglo diecinueve venían a hacer la América y que se embarcaban junto con los cajones que contenían los cornúpetas a lidiar. A veces, esos animales dejaron descendencia mestiza, hasta que a don Antonio Llaguno en Zacatecas y a don José María González en Tlaxcala, se les ocurrió que era hora de encastar los potreros e importaron sangre del Marqués del Saltillo.
Asimismo, el desarrollo de esta asombrosa especie, la del toro bravo que es manso, se vio favorecida por rollitos sabrosones como lo de que a los mexicanos nos encantan las faenas de cien pases y lo de la embestida de dulce. A lo que hay que sumar el otro argumento, más verbenero, el de que a la caja del toro nacional no le caben tantos kilos. La cosa es que esta larga historia ha venido a terminar en ese milagro de la genética que es el toro de casta sin casta. Exacto, como la leche sin nata, el vino sin alcohol, el café sin cafeína, el tabaco sin nicotina y el sexo sin pasión. Animal completísimo que embiste con una nobleza rayana en bobería, sin la peligrosa, emocionante y casi extinta, movilidad. Gracias a ello, han quedado atrás salvajadas y atrocidades tan fuera de cacho en los tiempos modernos.
El morito contemporáneo, según han demostrado los tres encierros corridos en la presente temporada en la Plaza México, contiene otra ventaja: no agota a los matadores. Lo que ha devenido en que en lugar de seis, la corrida sea de nueve o diez o los que hagan falta, todo hasta conseguir el triunfo artificial que complazca a los espectadores, faltaba más. El merengue actual ya no emociona por fiero, pero conmueve por noblote, que de haberlo conocido, San Francisco de Asís ya lo estaría llamando el hermano toro. Manso, lustroso y bien cebado, es una gloria verlo doblar las manos de debilidad y rebotar mansamente del peto del caballo.
Por su parte, el público refinado y cosmopolita ya no se entera de nada. Se pita un toro por falta de trapío, pero hacerlo dos veces es desgastante. Tenemos lo que nos merecemos, incluidas las corridas de toros. La del domingo en la Plaza México con Sebastián Castella, El Payo, Juan Pablo Sánchez y los siete de Bernaldo de Quirós tampoco nos dijo nada. Tal vez, así es el progreso: desnatado, desgrasado, descafeinado y por supuesto, descastado. Absurdo y vulgar, una maravilla.
VER TODOS

No pica
En este país el absurdo resulta inagotable….
Autor: José Antonio Luna,
Fecha: 16/11/2011
——————————————————————————–

El 530
La culpa es de Emilio Azcarraga. ¿Otra?….
Autor: José Antonio Luna,
Fecha: 08/11/2011
——————————————————————————–

El niño de Sorolla
A Gonzalo, estarán de acuerdo. Si…
Autor: José Antonio Luna,
Fecha: 01/11/2011
——————————————————————————–

Perfume de Chenel
A su memoria liberemos a la loca de la casa y vamos…
Autor: José Antonio Luna,
Fecha: 25/10/2011
——————————————————————————–

El asombro y la pasión
“Te va a encantar…”,…
Autor: José Antonio Luna,
Fecha: 18/10/2011
——————————————————————————–

Lecciones así
Aún cabría un milagro y que salve el…
Autor: José Antonio Luna,
Fecha: 11/10/2011
——————————————————————————–

Relojes, rosas y toreros
En este mundo barato y en gran liquidación,…
Autor: José Antonio Luna,
Fecha: 04/10/2011
——————————————————————————–

Leer Más

Barrrera de Sol/ El Payo

BARRERA DE SOL

TRIUNFO EL PAYO
Por Manolo de la Laguna

Quien iba a decirlo que en el ocaso de nuestra vida alegre, se nos iba a dar el trato de personalidad, muchas, muchas gracias a Rafael, a doñe Cecilia, a Ramon y a Gustavo y a todos los amigos que tanto por el “emilio”, como el “celulitis” y el telefono de casa, nos han hablado para felicitarnos, por tan magnifico reportaje, lo cual nos obliga a escribir… mano amiga, tradicion que obliga, pues asi como la salud se cuida, la amistad, la verdadera amistad, se culiva dia a dia; a todos nuestros compañeros periodistas y amigos, nuevamente, muchas gracias y aqui estaremos echando la pata “pa’elante”, como los toreros caros, hasta que el Gran Hacedor, nos llame (esperemos que no sea pronto) a hacer er paseillo eterno ¡joder!.

Dese luego, los que no vieron el reportarje, no saben de lo que se perdieron, como los aficionados al toro que el domingo pasao no vieron, via television, la tercera corrida de la temporada grande, donde Javier Bernaldo de Quiros, envio un encierro mas o menos bien presentado, pero manso, descastado, falto de fuerza, como ahora se acostumbra soltar en esa cazuelota llamada la Catedral del toreo, pero donde definitivamente, desaparecio EL TORO BRAVO, CON TRAPIO Y EDAD.

Elegantemente vestidos Sebastian Castella, de malva y oro; Octavio Garcia, El Payo, de grana y oro y Juan Pablo Sanchez, enfundado en un terno de eburnea seda, recamao en plata, antes de salitr el primer, manso de la tade, saludaron desde el tercio, llevandose la primera ovacion de la tarde, como suele suceder en cada corrida, lo cual anima y caliente los tendidos, ahora abarrotaos por los nuevos “aficionados”, que resultan unos verdaderos villamelones, como lo demostraron en esta tercera corrida, al meterse injustamente, con el rubio torero queretano.

La tarde fue para Octavio Garcia, por haber hecho una faena de torero valiente, riñonudo, volando por los aires, al estar pisando terrenos prohibidos, pero que no se amilano y siguio ahi, donde huele a cloroformo, logrando cortarle una oreja al tercero de la tarde de nombre “Labrador”, oreja que le fue injustamente protestada, no permitiendo esos villamelones, que el nativo de Queretaro, dira la vuelta al ruedo en medio de fuerte ovacion, protestas que se inciciaron antes de que Octavio se tirara a matar, preguntandose el diestro de que se trataba, pero protestada y todo, El Payo se gano la oreja a ley, lo cual lo convirtio en el trinfador de la tarde; lamentablemente en el quinto, “Luz de Luna”, los reventadores volvieron a meterse muy duramente con el diestro, pero pronto volvera a la Mexico y les tapara la boca a esos “conocedores”

Confirmo su alternativa Juan Pablo Sanchez, con “Artista” de manos de Castella y atestiguando el rito, Octavio, para despues esperar al que cerro plaza “Pescador” y como toreo el muchacho, que nunca piso la plaza Mexico, como novillero. realizando una estupenda faena con muletazos largos, largos, como ha tiempo no se veia, marcando en perfecfta simetria, los 3 tiempos 3 de la suerte, recibir, templar y mandar, como gozo el toricantano su faena artistica, y como se la coreo el publico, los oles se escucharon hasta el mismisimo jardin de San Marcos, pero….ese maldito pero, llego la hora de matar, la suerte suprema, segun el canon taurino y er gozo se fue al pozo, pues Juan Pablo, pincho, picho y pincho, luego descabello, descabello y descabello y como si eso fuera poco, despues de habner logrando una gran faena, perdiendo el seso o quiza su apoderado, se le ocurrio regalar un manso y ahi quedo todo, pero lo hecho por este chaval, quedo para la histotria, pronto lo veremos otra vez, en esa sesentona plaza, al que puede

Leer Más

Toros en la Republica Mexicana

Sábado 26 noviembre
Saltillo, Coahuila.
La rejoneadora Ana Batista. A pie Uriel Moreno “El Zapata” y Antonio García “El Chihuahua” con toros de Guadiana.

Tenancingo, Estado de México.
Cristian Ortega mano a mano con Manolo Lizardo y un rejoneador aún por designar al igual que la procedencia del ganado.

Domingo 27:
Plaza México.
El rejoneador Diego Ventura. José Luis Angelino y Joselito Adame con toros de Rancho Seco.

Mérida, Yucatán.
Corrida de rejones.
Rodrigo Santos y Jorge Hernández Garate. La actuación de los forcados yucatecos con toros de Loret de Mola.

Leer Más

Rincon Taurino/ Carmelo Perez

Rincón Taurino( 24 de Noviembre de 2011
“Carmelo que esta en el Cielo…”
Por: Antonio Casanueva

Cuando usted amable lector este leyendo este ejemplar de MOMENTO, se habrán cumplido nada menos que ochenta y dos años, de la trágica cornada que el toro “Michín” procedente de la ganadería de San Diego de los Padres infiriera a Carmelo Pérez, el hermano mayor de Silverio, en la plaza de toros “El Toreo” de la capital, a consecuencias de la cual muriera años mas tarde, el 18 de octubre de 1931, victima de una neumonía que lo atacó precisamente cuando se encontraba en Madrid, España, a donde había viajado pretendiendo primero ser curado de las múltiples heridas y sus consecuencias que le había dejado tan grave cornada, al igual que poder continuar con su carrera profesional como matador de toros.

Carmelo, cuyo verdadero nombre era Armando, el que había cambiado deliberadamente para evitar que su madre doña Asunción Gutiérrez, mas conocida por el cariñoso apelativo de Doña Chonita, se enterara que andaba dando tan malos pasos, es decir que había decidido convertirse en torero. Nació en Pentecostés, una pequeña población aledaña a Texcoco en el Estado de México, en 1908, pasando su infancia y los primeros años de su juventud en la casa con sus padres con quienes compartía la preparación y venta de barbacoa y con frecuencia asistía a la celebración de corridas de toros en diversas plazas aledañas a su lugar de residencia ya que su padre; don Alberto Pérez, era un apasionado seguidor del llamado “Indio Grande “ Rodolfo Gaona por esas fechas, era nada menos que la gran y mas importante figura de la torería nacional.

Fue seguramente en esas idas a diferentes plazas en compañía de su padre, en donde le nació la afición y posteriormente decidiera olvidarse de la barbacoa para dedicarse profesionalmente a dicha actividad, siendo inicialmente ayudado por el “Ciego” Jesús Muñoz, para debutar formalmente vistiendo por primera vez el terno de luces en la Plaza “Merced Gómez”, la que se encontraba en el barrio de Mixcoac de la ciudad de México, el 20 de noviembre de 1927, alternando con Gonzalo Marcué, a quien apodaban “Montalbán I” con novillos de Múzquiz, novillada que fuera el principio de una triunfal trayectoria novilleril que lo llevó a tomar una primera alternativa, el 13 de enero de 1929 en “El Toreo” de Puebla, de manos del español Joaquín Rodríguez “Cagancho” y conocido mundialmente como “El Gitano de los ojos Verdes” siendo testigo de la ceremonia Heriberto García, quienes se enfrentaron a un encierro de San Nicolás Peralta, renunciando a dicha alternativa poco tiempo después.

Al renunciar a esa primera alternativa seguramente para llegar a ella, posteriormente mejor preparado y en óptimas condiciones. Fue entonces cuando debutó en la plaza capitalina de “El Toreo” para que luego de una brillante campaña como novillero retomara la alternativa en ese mismo coso, el día 3 de noviembre 1929 de manos nuevamente del ya mencionado “Cagancho”, repitiendo como testigo nuevamente Heriberto García, con el toro de nombre “Granadino” de Piedras Negras.

Pocos domingos mas tarde, precisamente el día 17 de noviembre, fecha que conmemoramos con esta triste efeméride, en la misma plaza capitalina, Carmelo reapareció durante la quinta corrida de la temporada 1929-1930 en un cartel en que
actuaban el español Antonio Márquez, Pepe Ortiz, llamado “El Orfebre Tapatio” y Carmelo Pérez y 6 toros de San Diego de los Padres . Estando muy mal este último en el tercero de la tarde, al grado de parecer un “sonámbulo”, siendo fuertemente abucheado, según lo comenta en sus libros Don Heriberto Lafranchi, conocido y prestigiado recopilador de la historia taurina de nuestro país.

Según los textos de don Heriberto, en aquella tarde para la salida del sexto, al que Carmelo recibió muy pegado en tablas, sucediendo lo inevitable: El toro se le venció, tirándolo violentamente a la arena, donde lo cogió, permaneciendo por largos MOMENTOS sobre el torero, en que estuvo jugando macabramente con su cuerpo, tal y se tratara de un muñeco de trapo, impidiendo que las asistencias se le acercaran y pudieran hacerle el quite, ya que “Michín”, un codicioso ejemplar que no soltaba a su presa, pudiendo finalmente, alejar a la fiera del lugar de la tragedia y cual piltrafa humana, el torero fuera llevado por las asistencias a la enfermería de la plaza en donde los doctores le apreciaron dos cornadas tremendas, una en el muslo izquierdo y la otra en el tórax de la que manaba profusamente un líquido sanguinolento de horrible aspecto.

Luego de una larga y difícil recuperación, Carmelo, quien pese a las graves cornadas recibidas en aquella tarde y tras un verdadero viacrusis, innumerables atenciones y visitas a los médicos que le atendían salvó su vida, Carmelo quien insistía en continuar con su carrera, reapareció el 4 de enero de 1931 en el mismo coso en donde había sido tan tremendamente corneado, por cierto que aparentemente recuperado volvió a confiarse, tuvo diversas actuaciones exitosas, incluyendo una en Guadalajara en donde realizó gran faena a un toro de Zacatepec con el que enloqueció a ese público, al dar 27 naturales en varias tandas, así como otros muchos derechazos ambos magníficamente rematados, según lo recuerdan tanto los viejos aficionados del lugar, como las crónicas periodísticas de la época, actuando por última vez en México, el 22 de de febrero, en la plaza capitalina de “El Toreo”.

Posteriormente viajó a España en donde confirmó su alternativa en Toledo el 4 de junio del mismo año de 1931, de manos de Manuel Jiménez “Chicuelo, siendo testigo de la ceremonia Domingo Ortega con el toro “Presidente” de la ganadería de don Juan Terrones, siendo ésta y de acuerdo con las notas recibidas de España, su postrer actuación vistiendo el terno de luces. Para entonces, las heridas recibidas en México, especialmente las del tórax, le seguían molestando por lo que debió ser intervenido nuevamente en donde se le apreció una fístula, declarándosele posteriormente, una grave pleuresía, falleciendo el 18 de octubre de 1931, siendo sus restaos embarcados de regreso a nuestro país.

Leer Más

Los Guerreros de los Ruedos

LOS GUERREROS DE LOS RUEDOS
Por Mauricio Perera – México [ 20/11/2011 ] Opinion y Toros.

En todo el estado de Yucatán, y también en la Península yucateca, se realizan muchos festejos taurinos al año, sólo en Yucatán se realizan más de 900, pero los toreros yucatecos formados en los pueblos y con el toro toreado, son unos auténticos guerreros del ruedo, no son conocidos a nivel nacional, pero su amor a la fiesta brava y también por la necesidad de llevar el pan a sus casas, han escogido esta bella profesión.

Muchos toreros han llegado a esta bella tierra y se enamoran tanto al grado de quedarse a vivir en ella, como el caso del diestro tlaxcalteca, Leonardo López “El Caporal”, que toreaba mucho en estas tierras hasta que adoptó la ciudad de Tizimín, Yuc., como su hogar desde hace más de 20 años, hoy es un rejoneador en que se abré paso a paso, su hijo Diego López de 18 años también es rejoneador y el si es nacido en Yucatán.

Otro caso es el del matador capitalino Manolo Soto, que vino a Yucatán desde hace más de 35 años con su hermano Francisco, pero él se regresó a México, D.F. después de 3 años, Manolo adoptó Mérida como su hogar desde entonces. Otro caso es el del diestro francés Michel Lagravere, quien llegó a Yucatán, por vez primera a torear a Tizimín, Yuc., a la feria de los tres reyes, y se enamoró de esta tierra para quedarse a vivir aquí desde hace más de 12 años, se casó con la empresaria taurina Diana Peniche, el hijo de ambos el gran Michelito esta convertido en la sensación del toreo tanto en México como en el extranjero.

Michel Lagravere, en su afán de dejar escuela taurina en Mérida, creo la escuela taurina Silverio Pérez, que tiene como sede la Plaza Mérida. Otro torero es Paco Urista “El Canario”, que vive en Tizimín, desde hace varios años y está muy a gusto en la tierra del mayab.

Pero los toreros yucatecos que se han hecho en los 106 municipios del estado están: Álvaro Cámara, matador de alternativa ya fallecido, este diestro zurdo actuó en varias partes de la república mexicana incluyendo la Plaza México, también vivió varios años en Perú, en donde dejó escuela. Álvaro Cámara hijo, novillero que actuó en la México y en varios cosos de la república. Armando Domínguez, que llego a cortar oreja en el desaparecido toreo de cuatro caminos.

Los toreros que no han salido de la Península yucateca están: José Luis Santos “El Palomo”, José Ventura, Francisco Bracamontes, Carlos Caballero, Joselito Canto, de dinastía torera ya que su padre José y su tío Mariano también fueron matadores, José Tzab, “El Caminante”, David Andrade, también de dinastía, ya que su padre es Salvador Andrade “El Pebo” y su abuelo “Curro” Castro, Kiko Campos, Jesús Campos.

La cuadrilla de los hermanos Tzab, quizá se escapan de mi mente algunos pero estos toreros que se abren paso a paso, lo mismo torean toros toreados que limpios, hay que reconocerlos por su amor a la fiesta, porque sin tener las condiciones médicas de primera salen al ruedo a darlo todo y también cuando los contratan en corridas de postín, ayudan a los toreros que vienen de cualquier parte de la república a bregar a los toros de casta acreditada. Este es un reconocimiento para que conozcan a los toreros de los pueblos de Yucatán que son unos auténticos guerreros del ruedo.

Leer Más