Vestirse de Luces

aaa3VESTIRSE DE LUCES
Por Ernesto Gutiérrez – México [ 04/06/2008 ]

Parte de la liturgia taurómaca. La ceremonia de vestirse de torero una hora antes de la corrida.

Es en estos momentos cuando el torero en su rito, asemeja al de un sacerdote, siendo su acólito su mozo de estoques.

Primero las medias, después la taleguilla, de seda con bordados en oro o plata, donde el matador entra a presión. Después, calza las zapatillas, para acto seguido atar los machos. (Se dice que Manolete gustaba que su apoderado, Camará, le atara los machos porque esto le traía suerte).

Llega su turno a la coleta postiza, también llamada añadido que se asegura con una horquilla, aunque algunos toreros gustan de hacer esta operación al empezar la ceremonia de vestirse de luces.

Viene la camisa. Se anuda la corbata. Se envuelve en la faja y por último el chaleco y la chaquetilla.

Los pocos asistentes al rito se despiden deseando suerte al diestro.

Queda el torero con solo su apoderado y con su mozo de estoques. Se acerca al altar donde rezará una oración antes de salir del cuarto del hotel. Toma el capote de paseo y la montera y se dirige al automóvil que lo llevará a la plaza.

Va enfundado en un traje de seda, bordado, caro y de poco uso.

Cuesta mucho vestirse de torero.

Pero cuesta mas serlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>