Garrido indulta un toro

JOSÉ GARRIDO INDULTA A TOCAYITO, DE MONDOÑEDO,EN BOGOTÁ.

Rafaelillo confirmó alternativa en la Santamaría frente a un toro de Mondoñedo complicado y que desarrolló dificultades prácticamente desde los primeros tercios. Reservón, deslucido, sin clase, por el pitón derecho embistió a la altura del pecho del diestro murciano. Imposible al natural.

Rafaelillo tiró de oficio y recursos y su esfuerzo lo reconoció la afición con una ovación. Cortó una oreja del cuarto tras una faena de puro lidiador. El murciano se la jugó en otra labor llena de exposición, recursos y valor. Pundonor, firmeza y entrega de Rafaelillo que coronó su actuación de una gran estocada y fue premiado con una oreja.

El tercero de Mondoñedo embistió humillado y con transmisión. Paco Perlaza anduvo muy dispuesto ante un animal bravo y que exigió mando. El colombiano toreó con determinación dentro de una labor con altibajos y en la que fue cogido sin consecuencias. Finalizó con un ramillete de manoletinas y algunos síntomas de dolor en el codo derecho. Mató de una estocada perpendicular y desprendida.

Paco Perlaza emborronó con la espada una buena labor ante el quinto, un animal que embistió con nobleza, bondad y calidad. El colombiano supo torearlo con ritmo y temple, bajándole la mano y tirando de la embestida con despaciosidad. La faena tuvo momentos importantes pero no encontró la rúbrica con los aceros.

GARRIDO Y TOCAYITO, UN ENCUENTRO PARA EL RECUERDO

José Garrido firmó una faena muy torera en el toro de su confirmación de alternativa. El extremeño sorteó un toro encastado, exigente y con transmisión, y frente a él dejó una labor emotiva por su ligazón, mando y ajuste.

Con mucho gusto Garrido en los remates de las series con los trincherazos y los pases de la firma. Asentado y firme, toreó con verdad, sometiendo y gobernando la embestida del animal de Mondoñedo. Labor maciza, valiente, entregada y sólida rematada con una estocada de libro.

El público pidió con fuerza las dos orejas para el torero y la vuelta al ruedo para el toro, que el palco no concedió con la consiguiente bronca del respetable.

El broche de oro a la extraordinaria corrida de Mondoñedo lo puso en sexto lugar el bravo Tocayito, un excelente toro al que José Garrido indultó después de cuajarlo de principio a fin ante la emoción de un público que vivió con pasión la faena.

El extremeño brindó la faena al ganadero como anunciando lo que iba a pasar minutos después. Con muletazos por alto abrió la faena el extremeño dentro de una labor que fue de más a mucho más. Garrido le exigió al toro, le apretó por abajo y el toro respondió de la mejor forma: embistió con el hocico por la arena. Siempre por abajo, Garrido tiró del toro con temple y mandó sobre la codiciosa embestida del animal. Entregado el extremeño ante el clamor del público que comenzó a pedir el indulto. La emoción de la bravura.

Ficha:

Bogotá (Colombia), domingo 5 de febrero de 2017.

Toros de Mondoñedo. Muy bien presentados y de excelente juego en conjunto. Corrida brava, encastada y con calidad a excepción del complicado primero. El segundo, bravo, encastado y exigente; el tercero, bravo, humillador y exigente; el cuarto, con calidad y nobleza, aplaudido en el arrastre. El sexto, de nombre Tocayito, número 329, de 457 kilos, indultado. Rafaelillo, que confirma alternativa, ovación con saludos y oreja; Paco Perlaza, silencio y palmas; José Garrido, que confirma alternativa, oreja con petición de la segunda tras aviso y dos orejas y rabo simbólicas.

Entrada: Casi media plaza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *